La salud de los niños es el tema que más preocupa a los padres, de ahí que se dude muchas veces de cuándo sería necesario preocuparse por la ortodoncia dental en Sabadell, ya que una buena salud bucal es imprescindible para el buen desarrollo del niño.

Los niños suelen completar la salida de los dientes definitivos con una edad comprendida entre los 11 y los 14 años. Sería en ese momento cuando los padres tendrían que consultar con un odontólogo la necesidad, o no, de realizar una ortodoncia dental en Sabadell para corregir los posibles problemas que pudieran tener los niños en su dentadura.

Igualmente, a partir los 4 años, cuando ya les han salido al completo los dientes de leche, es interesante acudir a una primera valoración, puesto que dará muchas pistas de lo que puede ocurrir cuando les salgan los dientes definitivos.

Aunque es cierto que casi el 90 % de la población debería haber tenido ortodoncia para tener unos dientes perfectos, si no hay una malformación grave, no es necesario recurrir a ella. Será el odontólogo de tu hijo quien valore la situación de sus dientes y quien diga si es necesario o no su uso.

Normalmente, los principales síntomas desencadenantes de la necesidad de realizar este tratamiento son:

- Si tu hijo tiene algún problema a la hora de masticar o morder:

- Por una malformación del maxilar superior o inferior.

- Si tiene poco o mucho espacio entre los dientes. Ambas situaciones dan lugar a la necesidad de una corrección dental.

Existen más situaciones en las que podría necesitarse la ortodoncia, pero ya sean estos casos o cualquier otro, desde Clínica dental tres D te recomendamos que acudas a visitarnos para que podamos hacer una valoración lo más precoz posible sobre la salud dental de tu hijo, puesto que cuanto antes atajemos el problema, más fácil será la solución.